Volver a las noticias
enero 10, 2018

Somos el secreto mejor guardado de Barcelona

Encuentro familiar en el número 35 de la Rambla. La hija, María Rosa Pérez Casares (París, 1961), nacióen la capital francesa porque sus progenitores, guitarrista y bailaora, estaban actuando allí por entonces. El padre, Luis Pérez Adame (Madrid, 1938), prefirió el apellido materno como nombre artístico. La saga regenta el tablao Cordobés, fundado en 1970.

enero 10
Tablao Flamenco Cordobes

Propietarios del tablao Cordobés, que celebra 45 años de flamenco al final de la Rambla.

 

EL PERIÓDICO

POR OLGA MERINO

LUNES, 22 DE JUNIO DEL 2015

Encuentro familiar en el número 35 de la Rambla. La hija, María Rosa Pérez Casares (París, 1961), nacióen la capital francesa porque sus progenitores, guitarrista y bailaora, estaban actuando allí por entonces. El padre, Luis Pérez Adame (Madrid, 1938), prefirió el apellido materno como nombre artístico. La saga regenta el tablao Cordobés, fundado en 1970.

-Luis: Hice la carrera de violín en el conservatorio y estudié guitarra clásica. Soy un músico que se convirtió en tocaor porque tenía que ganar dinero.

-María Rosa: Le habían puesto Cordobés por el torero... Mis padres tenían una compañía flamenca que viajaba por toda España, y recalaron en Barcelona, donde los contrataron los entonces propietarios del tablao: Matías Colsada, empresario teatral del Paral·lel, y Joan Gaspart, del grupo HUSA.

-Y se acabó la vida errante del artisteo.

-L.: Es que ya teníamos dos hijos, con 11 y 12 años, y los habíamos dejado atrás en muchas de esas tournées por el extranjero que se hacían entonces, de seis meses o más. Era el momento, y aquí quemamos las naves. La apuesta tenía que salir bien sí o sí.

-Por aquí han pasado grandes artistas.

-M.R.: Casi todos; yo diría que el 90% de quienes son y han sido algo en el flamenco. Leyendas que ya no están con nosotros, como Camarón de la Isla, Bernarda y Fernanda de Utrera, El Chocolate, Lole y Manuel, Farruco (abuelo del bailaor Farruquito)…

-L.: Recuerdo cuando contraté a Farruco por primera vez; tenía unos 50 años y pesaba un montón de kilos. Mi esposa, como bailarina, al verlo tan gordo cuando se instaló en el hotel de al lado, se temía lo peor y me dijo: «O es un genio o es un payaso».

-Y resultó un genio.

-L.: ¡Llenó el escenario de chaquetas! Con esas hechuras, era capaz de transmitir una emoción muy intensa.

-Los autóctonos frecuentamos poco el tablao. ¿Es un showpara guiris?

-M.R.: El 90% de nuestra clientela es foránea. Para los locales, somos uno de los secretos mejor guardados de Barcelona. Formamos parte de la historia de la ciudad. En los años 70 y 80, cuando aún no era destino turístico, a menudo teníamos limusinas en la puerta porque éramos de los pocos espectáculos interesantes que podían verse. ¡Competíamos con el Scala!

-¿Limusinas?

-L.: La de Salvador Dalí, por ejemplo. En los años 70 teníamos el suelo enmoquetado de rojo, y la primera vez, nada más abrir la puerta, soltó: «¡Esto es como una gran sandía!». También estuvieron el actor Keanu Reeves y el pianista Chick Corea.

-Rambla y flamenco suena a plástico.

-M.R.: La asociación de esas dos palabras invita al tópico, sí. Y en nuestro caso es justo lo contrario: seguimos la tradición de los viejos cafés cantantes del siglo XIX y las casas de vinos de la posguerra. Mantenemos un nivel artístico altísimo.

-L.: Tampoco se puede hablar del turismo de forma peyorativa. La mayoría se acerca al flamenco con un respeto extraordinario, como rodeado de una aureola.

-¿Pero entienden lo que ven?

-L.: A ver, saber de flamenco sabe muy poquita gente, pero es que no es necesario para disfrutarlo. Se detecta en seguida cuando te quieren dar gato por liebre. L levamos aquí 45 años porque la gente no es tonta, ni los turistas ni los locales.

-Barcelona siempre fue muy flamenca.

-M.R.: La huella ha sido enorme, e incluso ahora están surgiendo artistas jovencísimos muy buenos, como la bailaora tarraconense Belén López, El Yiyo, de Sant Roc, o Karime, sobrina nieta de Carmen Amaya. Por no hablar, en el cante, de Miguel Poveda y Mayte Martín.

 

ENLACE: http://www.elperiodico.com/es/noticias/ocio-y-cultura/somos-secreto-mejor-guardado-barcelona-4296092

También le puede interesar

show

Descubra la historia de Tablao Flamenco Cordobes

read more

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.