Volver a los artistas

flamenco Cantaor/a

Miguel de la Tolea

Pese a haber nacido en Barcelona este cantaor ha vivido en muchas ciudades ya que acompañaba a su madre a las ciudades a las que se desplazaba para bailar por lo que desde muy pequeño ha estado en contacto con el arte flamenco y desde muy pequeño ya empezó a cantar y bailar en fiestas flamencas.

NOMBRE: Miguel Ángel Montero Martín, conocido artísticamente como Miguel de la Tolea

LUGAR DE NACIMIENTO: Barcelona, 1977

FAMILIA: Hijo de la bailaora de flamenco La Tolea.

TRAYECTORIA: Pese a haber nacido en Barcelona este cantaor ha vivido en muchas ciudades ya que acompañaba a su madre a las ciudades a las que se desplazaba para bailar por lo que desde muy pequeño ha estado en contacto con el arte flamenco y desde muy pequeño ya empezó a cantar y bailar en fiestas flamencas. Su primer recital de cante lo interpretó a los 12 años en el local que Maite Martín tenía en el Eixample de Barcelona lo que le llevó a trabajar en los distintos tablaos de la ciudad: Tablao Flamenco Cordobes, Tablao del Carmen yLos Tarantos.

A los 16 años se unió al grupo llamado Cambalache haciendo un tour por toda Europa, también actuó junto a su madre por distintos países y a los 18 años siguió recorriendo el mundo trabajando en la compañía de Joaquín Cortés durante un año y medio.

Tras actuar por toda Cataluña como solista y con su grupo durante un tiempo viajó a Japón donde trabajó en el reputado tablao flamenco El Flamenco de Osaka con su madre y su tío, El Toleo, durante seis meses.

A su vuelta se mudó a Madrid donde tuvo la oportunidad de trabajar con grandes artistas como Manolete, Rafael Amargo o Antonio Canales.

Trabajó de nuevo para Joaquín Cortés hasta entrar en la compañía de Sara Baras en la que permaneció casi 10 años.

Miguel ha actuado junto a grandes artistas flamencos como Niña Pastori, Tomatito, Estrella Morente, Joaquín Sabina, Miguel Poveda, etc.

restaurant

Gran Gala Fin de año y Fiesta Flamenca

read more

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.